El recluso de la 73


Comenzó su turno de noche con la misión de vigilar al nuevo recluso de la 73, del que había oído rumores escalofriantes; como el del niño descuartizado…
Absorto en sus pensamientos, un rugido desgarrador lo alertó, y el resplandor de la luna llena a través del tragaluz le permitió percibir cómo las gruesas barras de acero cedían el paso a unos feroces colmillos directos hacia él.

Microrrelato presentado al V Concurso de microrrelatos de terror «Microterrores», organizado por Diversidad Literaria, y seleccionado para su publicación en papel.

Deja un gañido