Relato



5
Abro los ojos a un nuevo día con la misma sensación contenida desde hace décadas, con la esperanza de que me sigan recordando, que sepan que todavía estoy aquí, apagándome lentamente, en silencio, sin que nadie se haga eco de mis dolencias, pues ya nadie me escucha, ya nadie me «Leer más...»

Madre olvidada